Estoy haciendo yoga en Fundación Rovira y estoy muy contenta. Ahora nuestra monitora es Rachel, muy buena profesora, puntual y amable. Son grupos pequeños y te sientes muy atendida. Seguiré mientras pueda. Lo recomiendo.