Manual fácil ¿Cómo hacer vacaciones?




“Aprender a hacer vacaciones”

8 tips para disfrutar de tus vacaciones

para que a la vuelta no tengas que decir .

¡necesito unas nuevas vacaciones!

Quiero compartirte 8 tips para que puedas disfrutar mejor de tus "holidays".

Hacer vacaciones se trata de cambiar de actividad. Cambiar de estímulo. Y de esa manera cambiamos nuestro estado mental y emocional.

1.- Organízate antes

Deja cuantos más temas cerrados mejor, empieza unas semanas antes de irte de vacaciones. Sea en el trabajo, en casa (material escolar, actividades extraescolares…etc.)

Así tu mente, podrá desconectar de verdad!

2.- Cambia tu rutina

Qué sucede cuando un Ferrari va acelerado y lo paras de golpe? Que derrapa.

Pues lo mismo nos ocurre a nosotros. Vamos con el piloto automático del aceleramiento, nuestro cuerpo y cerebro no están preparados. Y se quejan. Pueden aparecer síntomas como dolor de cabeza, cansancio repentino..etc.

Puedes crear un des aceleramiento programado. Seguramente tienes actividades, hobbies que durante el año no tienes tiempo. Aprovecha para programarte alguna actividad durante el inicio de las vacaciones.

Cambiar el foco de tu atención ayuda a bajar el ritmo de una forma controlada.

3.- Bendito ejercicio

Ya sabes que hacer vacaciones no es sinónimo de “no moverse del sofá”.

Atrévete a probar alguna actividad diferente. Sola, en familia, en pareja, con tus hijos. Hay una amplia oferta.

Tu cuerpo te lo agradecerá


4.- Visualiza cómo te gustaría sentirte en tus holidays

Esta es la que más me gusta!!!!!

Imagina que visualizas cómo te gustaría sentirte cuando vuelvas a casa?

Relajada, contenta, descansada, etc.

Pues un truco es visualizarlas antes, así es más sencillo reproducirlo.

Cuantas veces llegamos a ese día uno de nuestras vacaciones y nos dejamos llevar, teniendo la sensación de aburrimiento o bien hacer cosas para llenar las horas.

Recuerda: !visualiza como te gustaría sentirte ¡

5.- Tiempo para divagar

Dicen que final de año y las vacaciones de verano son momentos en que paramos y reajustamos nuestras vidas, deseos, planes,.. etc.

Parece como que acaba un ciclo, y le damos un parón a nuestro Ferrari.

Regálate un tiempo para divagar la mente. Que sano es dejar que la mente y cuerpo se abandonen. No siempre es necesario tener la mente en marcha. Eso agota y tampoco produce grandes ideas. Practica tus momentos de mindfulness vacacional.

.

6.- Duerme más y come mejor

Te suena eso de ….”no lo entiendo he vuelto de vacaciones con unos kilos de más”

Estar de vacaciones no es dejar de cuidarse. Al contrario, se trata de mimar nuestro cuerpo.

Comemos peor, y dormimos menos. Y a la vuelta, eso se nota. Cuida tu alimentación y tu descanso. Disfruta de las experiencias diferentes, sin que el descontrol se convierta en rutina.

7.- Comunícate más y mejor

Aprovecha estos momentos para crear mejores lazos entre la familia. Busca momentos que inviten a compartir con tus hijos, juega, cuenta cuentos, haz deporte con ellos, apaga la tele, secuestra el móvil y verás que pasan cosas mágicas.

8.- Pinta nuevos propósitos REALES

Crea una lista de propósitos para tu vuelta.

Aquellos objetivos que quieres alcanzar.

Volver con metas en el bolsillo es una manera de mantener el entusiasmo, y la motivación.

Pero haz una lista de objetivos realistas, alcanzables, medibles, específicos, y sobre todo que sea el momento de realizarlos.

Es vital que puedas ir alcanzando los sueños que hayas diseñado para ti durante tus vacaciones, lo contrario puede llevarte a la frustración.